top of page

HIDRADENITIS SUPURATIVA

La hidradenistis supurativa o acné inverso es una enfermedad inflamatoria de la unidad folículo pilosebácea que ocurre por su obstrucción, lo que produce la ruptura del canal sebofolicular e inflamación alrededor del folículo.



Las regiones anatómicas afectadas son aquellas con alta concentración de unidades foliculopilosebaceas como ingles y axilas.


La enfermedad se presenta principalmente en personas de 30 a 40 años y el sexo más afectado son mujeres. Las personas con ascendencia africana son más propensas a padecer el problema y el principal sitio afectado son las ingles.


Existen condiciones médicas que aumentan el riesgo de padecerla, como la obesidad, diabetes mellitus, síndrome de ovario poliquístico, acné, enfermedad tiroidea, entre otras. Sin embargo, la enfermedad más comúnmente asociada es la obesidad.

Un mito con esta enfermedad es que su aparición se asocia con el uso de desodorantes, antitranspirantes o la depilación, lo cual no es cierto y se debe al motivo antes descrito.


La hidradenitis supurativa se presenta con drenaje maloliente, bultos (nódulos o abscesos), cicatrices, tractos sinusales y malestar físico en axilas, ingles, perineo, labios mayores, escroto, pene, glúteos, surco inframamario y región abdominal inferior.




El tratamiento que se brinda puede ser médico o cirugía. Los casos leves se tratan con medidas generales como reducción de peso, dejar de fumar, evitar lácteos y alimentos con levadura, evitar ropa ajustada, uso de ropa de algodón y suplementación con zinc, así como el uso de antibióticos, antiinflamatorios y/o tratamientos hormonales que deben ser prescritos por un dermatólogo.

El tratamiento quirúrgico se ofrece en todos los grados de severidad de la enfermedad. En los casos leves, se realiza si el paciente no tolera el manejo médico y consiste en retirar las lesiones en sacabocados, permitiendo el cierre por segunda intención (permitir que cicatricen solos y sin suturar). Sin embargo, en los casos moderados o severos se deben realizar resecciones amplias que ameritan de reconstrucción con cierre de la herida, uso de terapia de presión negativa, injerto de piel autólogo (piel del mismo paciente) o uso de colgajos



Es importante que la/el paciente sepa que después de la cirugía es necesario continuar con el tratamiento médico y que el porcentaje de recidiva se puede presentar en el 20 a 50% de los casos, lo cual dependerá del sitio afectado y el tipo de tratamiento reconstructivo usado.

Agenda tu cita de valoración para obtener información más detallada.






12 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page