top of page

¿Cómo tratar las arrugas en los párpados inferiores?



Las arrugas en los párpados inferiores pueden ser un signo de envejecimiento, pero también pueden aparecer en personas jóvenes debido a la contracción del músculo orbicular de los párpados en esta zona. El músculo orbicular se divide en la porción orbitaria y la porción palpebral, y esta última se subdivide en fibras preseptales y pretarsales. El septum orbitario es una capa fascial que mantiene la grasa intraorbitaria de los párpados inferiores en su lugar y el músculo orbicular de los párpados también brinda soporte al septum orbitario.



Las arrugas en los párpados inferiores pueden estar asociadas con un bulto muscular en el párpado inferior, que se conoce como jelly roll y se manifiesta con el movimiento. Otros músculos que contribuyen a la formación de estas arrugas son los elevadores del labio. Con el envejecimiento, el septum orbitario se debilita y la grasa intraorbitaria de los párpados inferiores protruye, lo que se manifiesta como bolsas en los ojos.


Para reducir las arrugas en los párpados inferiores, se puede utilizar toxina botulínica. La toxina botulínica no se recomienda en personas con dermatocalasia severa del párpado inferior, festones infraorbitarios prominentes, lagooftalmos, escleral show excesivo en el párpado inferior o ectropión. Es importante interrogar al paciente sobre cirugías previas en el párpado inferior, procedimientos agresivos de resurfacing en el párpado inferior y/o cirugía LASIK, ya que esto puede aumentar el riesgo de ojos secos.



La dosis total de toxina botulínica recomendada para hombres y mujeres es de 2.5 UI (bilateral). Se aplican dos inyecciones por lado: una medial y otra lateral. La aplicación debe ser subdérmica, y se requiere de un ligero toque ya que el músculo es superficial y la piel del párpado inferior muy delgada. Se recomienda presionar las áreas tratadas lejos del ojo y solicitar al paciente que gire los ojos hacia arriba con los párpados cerrados durante la aplicación del medicamento.



La duración del efecto de la toxina botulínica en esta zona es de 2.5-3 meses, y la persistencia de las arrugas en esta zona se debe a arrugas estáticas profundas. Los tratamientos consecutivos pueden mejorar las arrugas, pero no se recomienda aumentar la dosis. Es importante realizar un seguimiento adecuado después del tratamiento.


Recuerda que siempre es importante consultar con un cirujano plástico para evaluar el mejor tratamiento para cada caso específico.




82 views0 comments

Comments


bottom of page