top of page

Todo lo que debes saber sobre la Liposucción de papada

La liposucción de papada es sólo uno de los múltiples procedimientos que se realizan en el cuello para su rejuvenecimiento y mejorar el contorno. Es un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza con anestesia local o general, y puede realizarse de manera aislada o junto con otros procedimientos estéticos como pexia de cejas, blefaroplastia, rejuvenecimiento facial, rinoplastia, aumento de mentón, entre otros.





Las ventajas de la liposucción de papada son su mínima invasión y el que se realiza de manera ambulatoria. Mientras sus desventajas son, el que sólo retira la grasa por encima del músculo platisma, no puede corregir una implantación baja del hueso hioides puede desenmascarar problemas de glándulas salivales caídas y bandas platismales.





El procedimiento en la mayor parte de las ocasiones es ambulatorio, se puede realizar en el consultorio, una unidad de cirugía ambulatoria o quirófano. Se realiza con técnica aséptica y usando antisépticos en el sitio a tratar.



La cirugía se realiza con ayuda de una o hasta tres incisiones que se localizan en mentón y por debajo del lóbulo de las orejas, previa aplicación de anestesia local. A través de estos sitios se introduce una cánula delgada para aplicar la anestesia, se permite que haga efecto y luego se realiza la liposucción de las zonas a tratar usando otras cánulas igual de delgadas.


La finalidad del procedimiento es aspirar la grasa adicional que se encuentra por debajo del mentón y mandíbula, así como liberar la piel de esta zona y permitir su reacomodo.


Una vez obtenida la grasa deseada, se cerrarán los sitios por donde se introdujeron las cánulas y se aplicará un vendaje con algodón o una prenda con presión diseñada para esta zona.



Existen algunas consideraciones que debes saber antes de someterte a la liposucción de papada. La grasa que se localiza por debajo del músculo platisma, la caída de las glándulas salivales, las bandas en cuello y el descenso del hueso hioides, no mejoran con la liposucción y amerita de otros tratamientos más invasivos para corregirlos. Es importante tener en consideración que el no corregir estas situaciones si se detectan posterior a la liposucción o durante la valoración previa a la cirugía, el resultado estético que obtengas puede ser menor.


El resultado se empieza a observar a partir del 3er día, sin embargo, el resultado final se puede observar entre un año a un año y medio.


Si te han surgido dudas luego de leer el documento ponte en contacto al enlace del pie de página.




324 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page